LÍNEAS DE FUERZA O DE GRAVEDAD


Siguinedo con las explicaciones del artículo anterior, estás líneas son un ejemplo de como la osteopatía contempla y valora el cuerpo humano y sus capacidades físicas. Las líneas de fuerza son un sistema descrito por la osteopatía que explica cómo nos  afecta la fuerza de gravedad, positivamente conservando la integridad de nuestras estructuras, o negativamente produciendo un padecimento de dichas estructuras pudiendo llegar a lesionarlas.  Son  líneas imaginárias que unen los puntos que deben soportar la tensión de dicha fuerza, como si de un vector se tratase. Estos razonamientos han sido muy utiles para inspirar otras teorias como la de los polígonos de fuerza que ayudan a enternder en funcionamiento del sistema musculo esquelético.

La alteración de la postura puede desplazar las líneas  haciendo que la fuerza de la gravedad incida sobre las estructuras equivocadas pudiendo producir lesión.  A su vez, cuando una de las estructuras que forma la línea de fuerza no funciona correctamente, los demás elementos que la forman intentarán compensar el fallo pudiéndose llegar  a lesionarse por sobre carga.

Existen tres líneas de fuerza, la antero posterior, que va de adelante hacia atrás; la postero anterior, que va de atrás hacia adelante; y la línea central de gravedad que es la resultante de combinar las dos anteriores.

LÍNIA ANTERO-POSTERIOR

Esta línea reparte por la columna el peso de parte anterior de la cabeza, nace en la parte anterior del foramen magnum (agujero occipital) y se dirige hacia abajo ya atrás para morir en la punta del hueso cóccix. En su recorrido atraviesa los cuerpos de D11 y D12 por su parte más inferior y posterior. Después pasar por la unión posterior de L4 y L5, y atraviesa el cuerpo de S1.

La función de esta línea es dar unidad mecánica a toda la columna vertebral, o dicho de otra manera, que toda la columna se mueva como un mismo mecanismo articulado.  Esta línea es el punto principal de resistencia contra la perdida curvatura fisiológica de la columna, actúa como la cuerda de una arco de flechas.

LÍNIA POSTERO-ANTERIOR

Esta línea reparte el peso de la parte posterior de la cabeza y en realidad hay dos, una a cada lado.  Nace en la parte posterior y lateral del foramen magnum (lo que correspondería a las masas laterales del atlas) y se dirigen hacia abajo y hacia el lado contrario llegando a morir en la cadera.

En su trayecto la PA se va a cruzar con le AP justo delante del cuerpo de D4. Después continua descendiendo hasta atravesar la parte anterior del cuerpo de L2 L3 donde se bifurca para llegar a los dos acetábulos. Mantiene la integridad cervical al representar una línea de unión entre la articulación ocipitoatloidea y la segunda vértebra torácica

A demás de tener funciones en el control de las fuerzas de que afectan directamente la columna, esta línea también es capaz de equilibrar las fuerzas que provienen de las cavidades internas y de extremidades inferiores a las cuales deriva las fuerzas de L2-L3 hacia los acetábulos.

La línea postero anterior entra en la cavidad torácica a la altura de D1, su parte más superior. Seguidamente atraviesa el diafragma por su parte más posterior a la altura de sus inserciones crurales (L2-L3), y finamente a través del acetábulo dispersa las fuerzas por la rama púbica afectando así al diafragma perineal. Estas son las relaciones que explican cómo esta línea puede equilibrar las presiones entre las cavidades internas.

LÍNEA CENTRAL DE GRAVEDAD

La línea central de gravedad surge como resultante de unir las dos líneas anteriores englobado  a demás las extremidades inferiores. Actúa como un eje vertical alrededor del cual se organizan todos los movimientos del cuerpo.

Nace en el foramen magnum (algunos autores dicen que en la sínfisis esfeno basilar y otros dicen que en la apófisis odontoides) y desciende verticalmente hacia abajo atravesando las transversas entre C3 y C6, delante del cuerpo de D4 sería el punto donde se cruzaría con las otras líneas de fuerza. Continua descendiendo hasta L3 donde se bifurca hacia las extremidades inferiores para morir en  las articulaciones escafo-cuboideas.

CONCLUSIÓN

La fuerza de gravedad es algo que nos afecta constantemente y que no podemos eludir. Nuestro cuerpo a diseñado estrategias para combatirla y poder mantener la bipedestación. Si la fuerza de la gravedad recae en las estructuras correctas no tan solo no es perjudicial sino que puede ser beneficiosa para recuperar algunas lesiones. En cambio si  recae en las estructuras equivocadas nos puede perjudicar y dañar nuestro sistema esquelético.

Por ejemplo posteroanterior nos une las vertebras cervicales con las caderas, un bloque en una delas caderas, es decir una falta de movimiento, a a obligar al otro extremo de lalinea a intentar compensarlo sobrecargandolo, por tanto un bloqueo en la cadera puede serla causa de una cervicalgia.  Movilizando dicha cadera las cervicales recupaerarian su libertad y mejorarian espontaneamente.


Mostrar Cerrar

Acerca de mi

Javier Fernández Ordoñez
Fisioterapeuta formado en terapias alternativas con más de 10 años de experiencia

Situación

Estamos muy cerca de ti, en Sabadell, muy cerca de Barcelona.

Avinguda Barberà, 301
08203 - Sabadell
Barcelona

Tel: 657 98 28 87

Pide información